¡Ha nevado! se dice antes de dar los buenos días cuando uno vive en ciudades donde la nieve es poco habitual.

Y así nos hemos despertado hoy, con los tejados tímidamente blancos, pero con la palabra nieve tiñendo las conversaciones.

First snow