Caleidoscopio

Fragmentos de interior

Vecindario

Entre los discursos del inquilino de arriba, y las palabras del de abajo, aquel vecindario era de lo más letrado.

vecindario

6 Comments

  1. Cómo me gustan esos muros así como descascarillados…
    Cómo me gustan tus fotos Lene

    ese loro… q no le veía a la primera… ;)

    besO!

  2. :) gracias, Isra.
    Este loro es muy inquietante, está ahí con su ojo redondo redondo, mirando el exterior desde lo que parece una casa deshabitada… Pasaré otro día por el Ghetto a ver si me lo vuelvo a encontrar.
    Un besO.

  3. Solo un hueco de la persiana derecha (según se mira) bastaba para iluminar la lectura de libros antiguos del vecino del medio. La luz escasa contrarrestaba la irradiación de los textos del pasado. Un niño correteaba libre por la casa oscura y de vez en cuando se asomaba a ver su padre, que a veces leía y a veces suspiraba. Luego, el niño iba a la cocina a preparar algo para los dos. Desde la ventana interior, le enseñaba al loro frases como “Dante es elegante”, “Catulo daba por culo”, que alegraban al padre.

  4. :)
    Me encanta!
    yo le enseño al loro “NáN escribe fenomeNáN”

  5. muchas gracias, Lene (en el nuevo te puse “Lena”… ¡Sí que es contagioso!)

  6. De nada! :)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

© 2017 Caleidoscopio

Theme by Anders NorenUp ↑