Caleidoscopio

Fragmentos de interior

minicuento

Capítulo I (comienzo):
Aquella noche la farola retó a la luna.
El reto
___________________
miniconte

Chapitre I (le commencement):
Cette nuit-là le lampadaire défia la lune.

3 Comments

  1. Analicemos, don Inodoro:

    La luna alumbra un poco, la farola alumbra mucho. Punto para la farola.
    La luna llega, se queda un ratito y sigue su camino. La farola se queda, fiel como un perro, toda la noche. Punto para la farola.
    La luna a veces está entera, a veces es sólo un pedazo y otras, apenas un hoyo negro. La farola está siempre tal cual emitiendo la misma cantidad de luz. Punto para la farola.

    Paremos y hagamos un recuento hasta aquí:

    luna = 0; farola = 3

    Pero:
    La luna inspira a los enamorados. A la farola estos la tienen que cagar a piedrazos para poder meterse mano sin que los pille el policía de la esquina. Punto para la luna.
    Pasarán los años y los milenios y la luna, así y todo, irregular en su forma, pasajera en su derrotero, a veces sí y otras no, seguirá sin embargo apareciendo. A la farola te la agarra la crisis mundial de energía y se la lleva el cuarto jinete al quinto infierno. Y ni te digo si la farola está en Argentina, donde un presidente populista se olvidó de readecuar las tarifas para que la gente no se enoje y lo vote y nos sumió en una crisis que estamos en pleno invierno y ya no hay más electricidad, ni gas, ni gasoil ni una mierda. Y digan que acá no usamos energía eólica, porque si no hasta sin viento nos hubiéramos quedado, puta madre… Bueno, pero estoy desvariando, lo importante es que esto vale otros 10 puntos para la luna.

    Así que:
    farola =3, luna = 13 gana por afano (afano en asepción argentina, no en el sentido de esforzarse).

    aaartqb
    acechaban, andaban a rastras tras quien barritaba
    (n. del A. Los que barritan son los elefantes, así que se deduce que la escena transcurre en la sabana africana, más precisamente, en la Sabanan del Serengueti (¿?), donde la vegetación compuesta por arbustos bajos y ralos obliga a los cazadores andar a la rastra para acercarse al elefante sin ser vistos, lo suficiente para cazarlo a pura punta de lanza.

  2. La luna alumbra gratis, punto para la coma.
    La luna dicen que se va separando poco a poco de la Tierra, pero que llegado cierto punto crítico de la órbita caerá sobre nosotros haciendo algún que otro estropicio. Nada grave, maremotos, combustión espontanea en los gallos de corral, se velarán los carretes de fotos Fujifilm y puede que los Kodak (pero total, ya nadie los usa)… y muchas cosas mas, vamos, yo no pienso estar aquí para verlo, mejor me voy de vacaciones.
    Eso creo que es punto y final para la farola, que cuando te caé encima lo más que te hace es una brecha en la cabeza. Cuatro puntos de sutura y listo.

    PD.: Sí la sábana del señor Serengueti tiene arbustos y elefantes, debería ir pensando en llevarla a la tintorería, digo yo.

  3. Los elefantes de la sábana del señor Serengueti son a escala ¿no?
    (Qué graciosos los mini elefantitos paseando como gatos por la cama).

    asrgoyy:
    aquél señor ruso ganó oro y yenes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

© 2018 Caleidoscopio

Theme by Anders NorenUp ↑