Caleidoscopio

Fragmentos de interior

De camino

Compañeros de viaje.
En camino
___________________
En route
Des copains de voyage.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/2/d437528501/htdocs/caleidoscopio/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

13 Comments

  1. ¿Pero cómo haces estas imágenes tan bonitas?, ¿sigues jugando con tu ampliadora?…
    (mi hermana tiene una, de blanco y negro :P)

    cfwppjr:
    corría felíz Wenceslao para poder jugar rápidamente.

  2. :)
    gracias, arillo.
    sí, son fotogramas hechos con la ampliadora (la mía tiene los filtros para color, pero es muy complicado conseguir que todo cuadre: temperaturas del agua en las bandejas de revelado, oscuridad total, etc., así que nunca me animé a usarla más que para b/n).

    Ahora está aparcada en un altillo a la espera de si me animo a volver a experimentar, pero lo que era mi cuarto oscuro perdió dos de sus paredes en una reforma de hace un tiempo, XD. Estos fotogramas que he ido poniendo son de hace cuatro o cinco años.

    joytsyg:
    juegas otro y te subes. ¡y gana!

  3. bah, como si fuera tan difícil… yo también puedo hacer esos cuajos de espermatozoides, pero creo que no es necesario que te explique cómo…
    Ah, y yo no necesito ninguna ampliadora ni recurrir a otros trucos ópticos, la naturaleza no me ha dado motivos para avergonzarme ni sentirme disminuído.

    kxacmad
    Kent, Ximena, Amanda, cuantos más alegremente dispersos?

  4. XD creo que nunca me dio tanto repelús la palabra “cuajo”, XDD, con todos mis respetos por tus pequeñines, por supuesto, XD.

    ckuudike:
    ¡Cuidado! Kant usurpó un derecho importante, ¡Kant exigirá!

  5. preciosas imagenes…

  6. Muchas gracias, carga.

  7. seguramente te han enseñado en la escuela eso de reino mineral, reino vegetal y reino animal.
    Toda clasificación se basa en una ideología previa, en una cosmología, en un conjunto de intereses, de experiencias.
    Por ejemplo, tu ves hielo y le llamas “hielo”, y punto. Un esquimal tiene un sinnúmero de palabras (no recuerdo cuantas) para designar el hielo en sus distintos matices.
    Un beduino que jamás hubiera salido de su desierto, en cambio no sabría como nombrar un árbol si lo viera, mientras que para tí un árbolo puede llamarse olmo, roble, abedul, distingues diferentes nombres para sus agrupaciones según su tipo y cantidad, etc.
    Ok. Yo digo que eso de reinos mineral y tal es una clasificación inconsecuente. La naturaleza se divide en materia dura (atención a la diferencia entre duro y sólido. Recalco: materia dura), líquidos, y materia babosa.
    Me dirán que también hay gases.
    Mentira. Jamás nadie ha tenido otra experiencia de un gas que la olfativa, por lo que estoy habilitado para declarar su inexistencia. Lo que existen es olores, pero no se sabe a ciencia cierta de dónde provienen. Los científicos, despistados, han inventado esto de los gases para explicarlo.
    Bueno, la materia babosa, en sus miles de forma, tiene la tendencia a aglutinarse formando cuajos.
    Tienes la nata de la leche, los grumos que se hacen cuando se arruina la mayonesa casera que hacen las abuelas, o si cuando te resfrías extraes el producto de tu nariz, verás que sale un hilo gelatinoso, algo líquido, que arrastra en su extremo una bolita algo más densa, aglutinada.
    Digresión: es genial porque si pegas el extremo blando en tu dedo y utilizas el hilo gelatinoso como cuerda y la bolita pegajosa como proyectil, ya tienes una honda, arma tremenda, letal que por ejemplo le sirvió a un tal David para matar a un grandote y fundar una dinastía que acabó en una religión que a su vez acabó con 1000 años de feliz fornicación grecorromana.
    Bueno, pero dejando mocos y fornicaciones de lado, a lo que iba es que la materia babosa siempre da asco. Pesca un pez, tomalo en tus manos y frótalo. Verás que se te untan de una baba consistente, gelatinosa y maloliente. Te desafío a que te pases luego las manos por toda la cara. Y de meterselas a la boca ni hablar, no? Yo no sé por qué, pero es así, el reino baboso nos da asco.
    No sé por qué pero puedo teorizar:
    Nosotros no estamos hechos de materia dura, ni de materia babosa. O en todo caso, estamos hechos de una mezcla de ambos, y de ahí viene el problema. Es lo mismo que la remanida contradicción entre carne y espíritu que tanto aqueja a los místicos, gente incapaz de aceptar la dualidad de su naturaleza que prefiere adorar una y negar la otra.
    Bueno, yo creo que tenemos, así como el tan mentado impulso de trascendencia (espiritual) un irrefrenable impulso hacia lo duro, no queremos ser simplemente sólidos (porquería compuesta del inmundo revoltijo y mezcolanza de materia dura y materia babosa), llevamos en nosotros el anhelo de ser francamente duros y es eso lo que nos lleva a repudiar nuestra naturaleza babosa (tan llena de cuajos) y a alabar permanentemente las virtudes de lo duro: “nervios de acero”, “fuerte como una roca”, “bien plantado como un mástil”.
    El hombre (me refiero al ser humano de género masculino), ser evidentemente superior a la mujer, lleva en sí mismo algo de divino: tiene en su cuerpo un miembro que es herencia directa de la divinidad, una partecita que en estado normal es fláccida y se acerca más a lo baboso que a lo duro. Pero bajo ciertas circunstancias, cuando la llama divina lo enciende, convierte a esa materia babosa en materia dura, lo que provoca que las mujeres se arrodillen a rendirle culto.

    yqkpof
    ya que Kant puso obstáculos fútiles…

  8. pero cómo te gusta provocar, ¿eh? XD

    Si nunca antes me dio tanto repelús la palabra “cuajo”, nunca antes me dio tanta repugnancia una “digresión”, XDD.

    Y no te quedes mucho tiempo de pie esperando, oh ser superior, con tu materia dura, que como sabrás de un tiempo a esta parte se está extendiendo el ateísmo y corres peligro de pasar de sólido a baboso sin haber sido alabado.
    :p

    svuif:
    sin vino uno imagina falsedades.

  9. Ripio Suelto

    May 7, 2007 at 1:27 am

    jajajajaj, clap clap clap

    ptnjud
    prietos taparrabos no justifican urinarios diminutos

  10. Todo esto me recueda a “los propios dioses”, un libro de Asimov que según muchos es la cumbre de la ciencia ficción… según muchos exagerados claro, pero sí que puede que sea el mejor libro de Asimov. El caso es que hay unos bichitos ameboides que son el estado blando y viven en menage a trois y luego hay otros que son seres duros… y no puedo decir más porque me cargo el libro.

    “corres peligro de pasar de sólido a baboso sin haber sido alabado”
    juas juas rejuas

    efvwhb
    este ferviente vividor walkiriano ha balado

  11. Ríspido Suelto

    May 8, 2007 at 13:54 pm

    lo leería pero… Asimov es latinoamericano?

    XDDDDDDD

    bonmdudj
    bon mundus ut deus juris

  12. XDD

    jujlsic:
    juntamos unos jilgueros, los silenciamos… imposible concentrarse.

  13. XDDD No sé por qué, pero al ver la fotografía esperaba leer después unos comentarios similares a estos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

© 2019 Caleidoscopio

Theme by Anders NorenUp ↑