Caleidoscopio

Fragmentos de interior

Bufanda

Hoy le he pedido a mi abuela que me enseñase a hacer punto. Mientras la lana iba formando un comienzo de bufanda, mi abuela ha ido desenmadejando de su memoria recuerdos de su infancia. Y así, mientras pasaba la mañana y entraba ya la tarde, se han quedado atrapados entre los hilos historias de trenes, cartas y disfraces de hombre.
Sé que este invierno no solo me abrigará la lana.

10 Comments

  1. Un blog recién estrenadito y todavía virgen de comentarios… Me da algo de culpa andar pisoteándolo con mis pies que son bastante ruidosos. Sobre todo porque me parece un sitio donde se habla bajito, en reflexión, en conexión hacia adentro.
    Muy linda la trama de hilos entretejidos en esa bufanda.
    Una curiosidad: cómo es eso de los disfraces de hombre?

  2. Qué alegría, ¡Ripio!
    No hace mucho que he comenzado a amueblar este rincón virtual y tú y tus pies sois bienvenidos. XD
    Es curioso lo poco que conocemos a las generaciones anteriores, no en términos de historia general, sino a pequeña escala: la familiar.
    Yo ayer me sorprendí de lo atrevida, gamberra y bromista que fue mi abuela en su juventud. La historia de los disfraces queda para otro post. :)
    Un abrazo

  3. no sé si te parecerá como a mí, que tengo la impresión de que los antepasados eran gente muy formal que no hacía “esas cosas” (entiéndase por esas cosas, todo lo que no cuadre a la imagen de un señor trajeado, en su despacho XD )
    Pero sí, nosotros no hemos inventado nada, eran tan atrevidos hasta desprolijos como cualquiera de nosotros.

    Me interesó lo de los disfraces porque leí en una novela una frase que hace unos años me dio para pensar y hablar mucho: “los disfraces revelan mucho más de lo que esconden” Es muy cierto, y en el disfraz de una persona puede leerse muchísimo sobre ella misma. A menudo más que cuando no esta tras una máscara, pues el anonimato de la máscara, paradógicamente, nos permite ser quienes auténticamente somos, sin inhibiciones, atavismos, prejuicios ni formalidades.

  4. “el anonimato de la máscara, paradógicamente, nos permite ser quienes auténticamente somos”
    Totalmente de acuerdo, Ripio. Probablemente este blog, o internet en general, cumple su función de máscara.
    Un abrazo.

  5. máscaras y disfraces, y yo que estoy empezando a creer que definitivamente me estoy haciendo viejo y se me nublan los reflejos… no tenía idea quién eras ni de dónde habrías salido para aperecer en mi blog, hoy de repente una serie de indicios ¡plic! me hacen caer la ficha. Un curtido internauta acostumbrado a leer los más tenues indicios para saber quién se esconde/revela detrás de un nick no debió necesitar tantos como yo esta vez.
    O estoy viejo, o se me está adormeciendo la curiosidad, lo que probablemente también sea una forma de vejez XD

    Voy a poner un link en la barra lateral de mi blog con textos que saqué de internet sobre el carnaval y las máscaras que complementan la frase de la novela que cité antes (Lástima que en España no creo que esté publicada, se llama Una noche con Sabrina Love de… Miralles? Mis libros están embalados, así que no puedo verificarlo), fijate, me parece muy interesante.

  6. Al principio creí que sí sabías quién era (la verdad es que no sé por qué habías de saberlo pero sospeché que conocías mi voz, XD) pero luego me di cuenta de que mi “máscara” te había despistado.
    Bueno, entonces empiezo de nuevo:
    BIENVENIDO RIPIO!!
    XDD

    (miraré el libro que me dices a ver si lo encuentro por aquí)

    Un abrazo.

  7. jaja, gracias, y yo había pensado justamente lo mismo, darte la bienvenida la próxima vez que dijeras algo en mi blog. Pero no se dio, escribiste en una discusión y soy demasiado peleador para desaprovechar la oportunidad de seguirla hasta la muerte, y claro, una bienvenida ahi hubiera echado a perder la fiereza de la batalla XD.

    No conozco mucho tu vos, pero sí conozco perfectamente tus silencios. Por eso me extraña no haberme dado cuenta inmediatamente, si yo mismo dije en mi primer comentario aquí mismo: “me parece un sitio donde se habla bajito, en reflexión, en conexión hacia adentro.”

  8. Ripito dijo: “y yo había pensado justamente lo mismo, darte la bienvenida la próxima vez que dijeras algo en mi blog”
    ¡Dámela, que me hará ilusión! XD

    Ripito dijo: “No conozco mucho tu vos, pero sí conozco perfectamente tus silencios.”
    Entonces ya conoces mucho de mí. : )

  9. ¡¡GRACIAS!!
    :D

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

© 2017 Caleidoscopio

Theme by Anders NorenUp ↑