Caleidoscopio

Fragmentos de interior

Leyenda

En la Tierra de Hielo
.
En la Tierra de Hielo había tres caminos: el camino del Norte, aquel que llevaba a las Tierras Altas; el camino de la caza, marcado por un color rojizo; y el camino de la despedida, que solo se recorre una vez.

En la Tierra de Hielo todos los caminos eran producto de años de búsqueda y experiencia. Nadie osaba tomar ningún otro sendero que no hubiera sido previamente marcado por el paso del hombre.

Pero un día diez viajeros fueron vistos en las cercanías de la ciudad. Andaban en fila, unidos por cuerdas, como si de presos se tratase. Pero no seguían sendero ninguno y ninguna huella quedó marcada en la nieve.

Hay quien dijo que eran diez excursionistas muertos hacía cincuenta años; otros aseguraban reconocer por sus rostros las divinidades de otros tiempos… Pero lo que nadie imaginó nunca es que había sido un espejismo provocado por su ansia de libertad.

Un nuevo camino había surgido, un camino infinito, eterno, un camino a ninguna parte y a todas partes a la vez.

(escrito en París, abril de 2002)
(Foto sacada de una revista de viajes) Pincha la imagen para agrandarla.

—-

Dans la Terre de Glace il y avait trois chemins: le chemin du Nord, lequel conduisait aux Terres Hautes; le chemin du braconnage, marqué par la couleur rouge; et le chemin des Adieux, qu’on prenait seulement une fois.

Dans la Terre de Glace, tous les chemins provenaient d’années de recherche et d’expérience. Personne n’osait en prendre aucun autre qui n’aurait pas été marqué par le pas des hommes.

Mais un jour, dix voyageurs ont été vus dans les proximités de la ville. Ils marchaient en file indienne, unis par des cordes, comme s’il s’agissait de prisonniers. Mais ils ne suivaient aucun chemin et aucune trace ne fut marquée dans la neige.

Certains disaient qu’ils étaient dix excursionnistes morts il y avait cinquante ans. D’autres assuraient reconnaître dans leurs visages les divinités d’autres temps… Par contre, ce que personne n’a jamais imaginé c’est que c’était un mirage provoqué par leur envie de liberté.

Un nouveau chemin était apparu, un chemin infini, éternel, un chemin pour nulle part et pour toutes parts en même temps.

(écrit à Paris, avril 2002)
(Photo d’une magazine de voyages) Clique sur l’image pour l’agrandir.
.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/2/d437528501/htdocs/caleidoscopio/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

4 Comments

  1. Oh vaaaaaaaya… menuda historia…

    Lo que yo digo, eres capaz de hacer maravillas a partir de una simple foto.
    ¡Bravo!.

    fciycko:
    fustígale con ira y con kilates opresores.

  2. Este texto me queda un poco lejos ya, pero me apetecía ponerlo, por uno que tengo en francés y español no lo iba a dejar en el tintero.
    Fue un ejercicio para clase de francés, había que buscar una foto y luego hacer un relato, así que por una vez el original es el que está escrito en francés, :)

    ays, qué recuerdos…

    Un abrazote.

    ppngidrq:
    pequeños paisajes nocturnos guardan ilusiones de recuerdos queridos.

  3. me encantan esos pasos que van y vienen. Un poco para allá, y vuelta para acá. ¿Que preocupaciones intentarían aliviar con ese niveo errar?

    psfqwf:
    por si fallamos, que Walter fisgue.

  4. No es fácil escapar de las preocupaciones, pero un paseo por la nieve probablemente ayude. Quizá se queden hundidas en la huella de cada paso.

    La nieve acaba por borrarlo todo.

    mzyvrzt:
    Mis zozobras yo veré radiante. Zanzíbar también.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

© 2019 Caleidoscopio

Theme by Anders NorenUp ↑