Caleidoscopio

Fragmentos de interior

Vaticano

Entrar en la ciudad del Vaticano es complicado. Para consultar la Biblioteca hay que presentar una carta que te autorice para ello; hace falta una receta médica para acceder a la farmacia; y al supermercado no se puede si no tienes una tarjeta concreta…

Pero si uno está atento, puede cotillear algo de esa ciudad secreta por las rendijas que se abren a Roma.

El guardarropa de la guardia suiza.

Los buzones amarillos de la Posta Vaticana.

La luna sobre la Via della Conciliazione.

El pasadizo que lleva del Castel Sant’Angelo al Vaticano, dejando debajo i colori romani.

Declaraciones de amoR.

Roma al otro lado del Tevere.

Otra luna. Esta juega con los estorninos.

Y dos patos.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/2/d437528501/htdocs/caleidoscopio/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

4 Comments

  1. Los estorninos… Yo creo que Roma es el sitio en el que he visto más nubes gigantescas de estorninos haciendo dibujos en el cielo al atardecer.
    Baci.

  2. Jijij, lo de los estorninos me recuerda a EL Intermedio :P Geniales las fotos, me ha encantado la entrada, con ese estilo de “secretos guardados a la vista de los que los sepan encontrar” :)

    Besinos!!

  3. Wow, la verdad es qeu Roma es genial, me acuerdo de cuando estuve, y eso que no estuve nada de tiempo, espero volver este año, a ver si nos cruzamos, :P, jajajaj, muy chulas las fotos, wapa, muchas gracias
    Besis

  4. Baci, conde, Silvia, Andy.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

© 2019 Caleidoscopio

Theme by Anders NorenUp ↑