Caleidoscopio

Fragmentos de interior

Category: Roma (page 2 of 7)

Vaticano

Entrar en la ciudad del Vaticano es complicado. Para consultar la Biblioteca hay que presentar una carta que te autorice para ello; hace falta una receta médica para acceder a la farmacia; y al supermercado no se puede si no tienes una tarjeta concreta…

Pero si uno está atento, puede cotillear algo de esa ciudad secreta por las rendijas que se abren a Roma.

El guardarropa de la guardia suiza.

Los buzones amarillos de la Posta Vaticana.

La luna sobre la Via della Conciliazione.

El pasadizo que lleva del Castel Sant’Angelo al Vaticano, dejando debajo i colori romani.

Declaraciones de amoR.

Roma al otro lado del Tevere.

Otra luna. Esta juega con los estorninos.

Y dos patos.

Feliz marzo

In bianco

Hoy he ido de paseo por una nueva Roma. // Today I went for a walk in a new Rome.

El Pantheon había camuflado su cúpula. // The Pantheon had camouflaged its dome.

Piazza Navona era una gran pista de patinaje. // Piazza Navona was a big skating ring.

Algunas esculturas aguantaban estoicamente el frío. // Some sculptures stoically bore the cold.

Otras no tanto… // Others so-so…

Y algunas buscaban refugio en sus telas de mármol. // And others sought refuge under their marble clothes.

He visto que la gente hacía muñecos de nieve. // I shaw people making snowmen.
Así que yo también he modelado el mío. // So I did mine.

(aunque algo menos elaborado…) // (a little less elaborated…).

:) :)

bore

Passeggiata monocromatica

– –

monochromatic walk

Espejismo

Si miro por la ventana de la habitación veo un palazzo de nueve pisos.
Mi mirada se refugia en el espejo, por donde misteriosamente se cuela un parque romano.

– –

Mirage

If I look through the window of my room I see a nine-story palazzo.
My eyes take refuge in the mirror, through which mysteriously slips a Roman park.

Tre colori, Dante

He participado en una exposición sobre el 150 aniversario de la unidad de Italia.

Mi obra representa una bandera: verde, blanca y roja. Pero no es una bandera como las demás, ésta es la bandera de la cultura italiana, de su lengua, y ha sido tejida con los más bellos hilos de la literatura italiana: los versos de la Divina Comedia.

(he hecho alguna foto, mientras me hacían alguna foto…)

Contemplación

Palmeras corintias

Atento

En Roma hay iglesias a patadas.

¡¡Ojo con pisarlas!!

Cosquilleo

¿se me habrán dormido los pies?

Mitades

Si alguien encuentra la otra mitad del automático, que me lo diga.
Quiero saber por dónde se pliega el Mundo.

Postales desde Italia – II

Para alicia

Postales desde Italia – I

Para Ernesto

He encontrado las postales que no te llegaron. Estaban revueltas y olvidadas en un puestecito de Porta Portese. El vendedor, negociante nato, no me las quiso devolver a pesar de haberle demostrado que aquellas palabras eran de mi propiedad. Tuve que pagar una lira por cada postal, no entiendo por qué en liras, quizá yo, junto a las postales, volví al pasado.
Te envío aquí las primeras que he rescatado.

Postcards from ItalyBeirut

Conciertos

A las pocas semanas de llegar a Roma, yendo en metro, escuché una canción que me hizo levantar los ojos del libro y no volver a bajarlos después. Era Mario, del Ecuador, como se nos presentó, guitarra en mano, camisa blanca con bordados rojos, pelo negro recogido en una coleta y un bolsito colgando sobre la cintura. Cantaba con Roger, que hacía los coros al tiempo que tocaba el violín. Sonó El Carretero. El vagón se convirtió en un paréntesis que se deslizaba bajo tierra repleto de sus acordes, los viajeros nos transformamos en un público atento y respetuoso. Se bajaron con el bolsito algo más engordado y cerrando el paréntesis tras de sí.

Hace unos días volví a escuchar El Carretero, no de la voz de Mario, no en un vagón de metro. Esta vez habíamos pagado todos por adelantado. En el escenario: Buena Vista Social Club. Y me acordé de Mario, del Ecuador, con su bolsito tejido con un paisaje andino.

Muchas gracias y buen proseguimiento, (como se despediría él).

La cerradura

Para L.

Dentro de aquel camión se escondía un bosque amarillo.

Seguiremos buscando la llave.

Domenica mattina

Home

En casa,
y con los pies en la tierra.

Universo XIV

Constelación de estrellas fugadas.

___________________
Univers XIV
Constellation d’étoiles fuyantes.

Tiempo variable

En las últimas semanas, el tiempo en Roma sufre de ciclotimia. La lluvia y el frío dejan sitio a días soleados y cálidos, anunciando la personalidad que vencerá en los próximos meses.

Yo paseo con un paraguas de inquilino en la mochila.
Las farolas aún no se han quitado la bufanda.

Instalación artística de Magda Sayeg.

Del revés

Dos letreros en la misma calle.

¿será la moda?

Older posts Newer posts

© 2017 Caleidoscopio

Theme by Anders NorenUp ↑